¡Dale a Compartir¡

Créditos automotrices: Todo lo que debes saber sobre ellos

Antes de comenzar a explicar un poco sobre qué es un crédito automotriz, cuáles son sus beneficios y requerimientos, es necesario explicar que en México la gran mayoría de las ventas que llegan a realizarse de autos nuevos se adquieren gracias a financiamientos económicos que se les otorgan a clientes que cumplan con los debidos requisitos.

Primero que todo, un crédito automotriz es un préstamo económico que te estaría ofreciendo una institución de financiamiento intenté bancario competente para que puedas adquirir un automóvil de forma rápida y segura. Se le pide al solicitante una serie de requisitos y se pauta un plan de pagos para cancelar el dinero que se le prestó.

Las firmas que autorizan los créditos automotrices dieron a conocer que más del 60% del total de las ventas de vehículos nuevos se hace con préstamos. Más de un millón 300 mil unidades fueron vendidas permitiéndole a los clientes adecuarse a un plan de pago que fuera satisfactorio tanto para la empresa, como para él.

Por su parte, las financieras de marca estuvieron ofreciendo créditos que alcanzaban el 91% a los clientes que desearan comprar vehículos que estuvieran recién fabricados, mientras que los bancos solo daban el 80%. Esto lo indicó la Asociación Mexicana de Distribuidoras de Automotores (AMDA).

También es necesario tener en cuenta que hay que tener conocimiento sobre los diferentes planes de pago de acuerdo al préstamo al qué vas a aplicar. Si eres una persona que está pensando en pedir un crédito automotriz o que realmente adquiriste un coche por medio del financiamiento, tienes que tener en cuenta una serie de detalles.

Datos que tienes que entender sobre los créditos automotrices

Si tomaste la decisión de aplicar por un financiamiento para obtener un vehículo. Hay una serie de detalles que tienes que tener en cuenta al momento de solicitarlo. Teniendo todo el conocimiento sobre el tema será mucho más fácil saber si te conviene o no pedir el préstamo a la entidad correspondiente.  Esto es lo que principalmente debes saber:

  • Enganche: Muchas veces en las condiciones de los tratos financieros estipula que tienes que dar al menos un 20% de lo que vendría representado el valor total del auto. Esto tiene como objetivo conseguir un mejor crédito, ya que habrías ahorrado una suma particular de dinero para dársela a la entidad financiera.
  • CAT: También conocido como el Costo Anual Total, es aquel que se incluye en todas las tasas de interés que van de la mano con las comisiones, costos adicionales y otros gastos relacionados al crédito que se está exigiendo. Si tu porcentaje CAT es alto, es probable que la cantidad de dinero a liquidar sea mucho mayor al final del financiamiento.
  • Seguro de Auto: Este es un requisito obligatorio porque de esa manera la empresa que te está ofreciendo el financiamiento, así como tú, cuenta con un tipo de respaldo por cualquier accidente o riesgo que le ocurra al vehículo. Es importante que sepas que ninguna institución automotriz debe obligarte a adquirir un seguro obligatorio con ellos.

Para adquirir uno tienes la posibilidad de hacer cotizaciones en diferentes aseguradoras para elegir una que se adapte a tus necesidades y requerimientos. Hay un comparador llamado Rastreator que te permite seleccionar un seguro en un solo lugar, además de ahorrar un 40% en su contratación en la empresa que tú quieras.

Otra cosa que debes tener presente es que una de las maneras más sencillas para poder encontrar un financiamiento que te beneficie es usando calculadoras de créditos automotrices. Una de las más usadas es la que pone a tu disposición la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef).

La calculadora cuenta con un comparador que te muestra directamente el CAT, las tasas de interés, lo que quedarías pagando mensualmente y un total de las financieras que están reguladas por ella. Es importante que antes de escoger uno, compares todas las opciones que te están ofreciendo en el mercado para no pagar más dinero de lo que crees.

¿Qué ocurre cuando se dejan de pagar los créditos automotrices?

En México la situación del coronavirus ha causado un gran impacto económico en la nación. Además de subir las tasas de desempleo z la inflación ha provocado que los mexicanos no tengan como cubrir las necesidades básicas de su hogar como lo son la educación, alimentación, seguridad y salud.

Sin embargo, las empresas financieras han creado maneras a lo largo de los años para que las personas puedan hacerse acreedoras de automóviles. Estos créditos les permite pagar iniciales de vehículos u obtenerlos pagando una cuota mensual a las agencias que se lo permiten.

A la hora del pago es importante saber que si te atrasas podrías empezar a pagar intereses moratorios. Si dejas que se vayan acumulando afectaría directamente a tu calificación crediticia en el Buró, puesto que ésta sería negativa. Lo que tiene como consecuencia que si quieres aplicar más adelante por un nuevo crédito te sea rechazado.

La financiera en donde realizaste el trámite del crédito pudiera ofrecerte un plan de re financiamiento para que logres el objetivo de saldar toda tu deuda, además podrían hasta darte un buen descuento. Para eso normalmente debes haber cubierto al menos un 70% de la deuda, para así lograr un nuevo contrato que cuente con tasas de intereses más bajas.

La última y más grave consecuencia, a la cual nadie espera llegar, es que la empresa terminé quitándote el automóvil o te soliciten su regreso inmediato. Esto es realmente malo porque si ocurre implicaría que todo el dinero que has invertido pagando las cuotas de los meses anteriores, se pierda por completo.

Esto ocurre debido a que en muchas ocasiones los intereses se vuelven tan altos que es prácticamente imposible pagarlos. Por esa razón el propio auto se estaría tomando como opción para terminar de liquidar la deuda que se tiene con la entidad financiera y que no pudiste pagar como se acordó en el contrato inicial.

Consejos para pagar a tiempo tus créditos automotrices

Antes de comprometerte a pagar un financiamiento, debes conocer muy bien la capacidad de endeudamiento a la que puedes someterte. Eso puedes calcularlo restando los gastos fijos y variables de lo que normalmente ganas mensualmente. El resultado que te dé luego se la operación es la cantidad de dinero que podrías invertir para adquirir una deuda.

Si luego de sacar cuentas, tus gastos son mucho mayores que los ingresos que percibes, tienes que empezar a considerar eliminar hábitos que te representen mucha actividad monetaria. Haciendo ciertas limitaciones que gastos que no son necesarios pueden llegar a tener una capacidad de endeudamiento mayor para poder solicitar estos créditos.

De otra forma, también es necesario que se tomen previsiones para el futuro. Por eso mismo muchas entidades le piden al solicitante que cuenten con un seguro de desempleo por si cabe la posibilidad que pierdan su trabajo y no puedan costear la deuda. De esa forma la póliza solventará al menos seis mensualidades mientras consigues un nuevo trabajo.

Uno de los puntos más importantes a tener en consideración es el hecho de que de tu presupuesto mensual deberías apartar un poco para ahorrarlos en caso de alguna emergencia. Si llegas a registrar todas tus compras vas a descubrir que las personas terminan comprando productos que al final no son necesarios para el día a día.

Mientras más dinero dispongas para tener ahorrado, más fácil será tomar la decisión de comprometerte a solicitar un crédito automotriz para obtener tu vehículo nuevo. Lo importante es que puedas cumplir las cuotas mensuales para tener una buena calificación final para futuros préstamos.

Mejores compañías de créditos automotrices

Hay un sinfín de páginas web que están diseñadas para ayudar al beneficiario a tener toda la información necesaria para poder aplicar a su préstamo. El objetivo es darle una idea clara de cuáles son las empresas que están más comprometidas, tunen una mejor atención al cliente y cuenta con mejores tasas de intereses y plazos a pagar.

En México las más conocidas son las siguientes: Crédito automotriz Banamex, Autofinanciamiento Mazda, Préstamo para Auto ISSSTE, Crédito Automotriz Bancomer, Crédito Automotriz Santander, Crédito Automotriz Scotiabank, Financiamiento Toyota, Crédito Automotriz Afirme, Autofinanciamiento Hyundai y Financiamiento Nissan.

Otras páginas y empresas bastante conocidas por su facilidad de trámites y sus buenos plazos son: Yotepresto.com, Créditos IXE, Autofinanciamiento Intégrate, Banorte, Banregio, Suzuki y CitiBanamex.

Todas están plataformas cuentan con toda la información necesaria que necesitan los aspirantes a un crédito automotriz. Ahí podrán recibir asesoría gratuita sobre los diferentes convenios de pago y de esa forma siguiendo todos los pasos podrían disfrutar rápidamente de un coche de última generación.

Cuenta con sus ventajas y desventajas, pero no habría que tenerles miedo siempre y cuando se cumplan las condiciones que se pactaron al momento de firmar por el préstamo. Además de que tendrías la oportunidad en un futuro de cambiar tu auto contando con todos los beneficios y descuentos que te ofrecen estas empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *