¡Dale a Compartir¡

Créditos en línea: ¿Qué son y cómo debes usarlos?

Se conoce como un crédito en línea a un préstamo que pueden realizar distintas instituciones financieras que a través de herramientas tecnológicas por Internet. Este proceso lo suelen realizar por medio de plataformas que adecuan los entes competentes, o a través de la pagina web de la Institución a la que vayas a solicitarlo.

Actualmente esta modalidad está de moda por su eficacia y la comodidad que les brinda a las personas que lo requieren. Tiene muchos beneficios cuando se comparan con los préstamos de dinero tradicionales, ya que en ellos influye mucho el factor tiempo.

Cuando hablamos de ventajas, la principal es el hecho de que toma mucho menos tiempo y trabajo el requerimiento y verificación del proceso. Al utilizar el Internet como herramienta principal, se puede hacer la entrega de la documentación (facturas, comprobantes de pago e identificación personal) por ese medio. Eso hace que no tengas que ir a ninguna sucursal.

En pleno 2021 se ha visto un auge mucho mayor de emprendimientos de negocios, normalmente liderado por jóvenes cuyo conocimiento en finanzas es muy pobre. Esto les ayuda a ellos a poder buscar créditos que los ayuden a financiar sus proyectos rápidamente y que estos tengan respuesta inmediata sobre el estatus de su solicitud.

También te permiten una asesoría directa con los planes de pago, ya que te hacen un diseño que les convenga tanto al que será deudor, como al banco receptor. Esto es lo que te ayudara a tomar la decisión de pedirlo sabiendo lo bueno y lo malo que estos préstamos tienen.

Los formatos tradicionales de prestamos en los bancos pueden durar mucho tiempo y requieren de una mayor cantidad de tramites y documentación. Según los expertos, desde el 2017 se han registrado millones de préstamos a través de esas plataformas. Dando a entender que la nueva modalidad financiera tiene un gran futuro.

Los créditos en línea tienen lugar gracias a la confianza que les tienen ahora los usuarios a las transacciones por medio de paginas web y plataformas. Esto ha logrado que cada vez más personas quieran hacer compras de productos por medio de los canales digitales que habilitan los comercios.

Para realizarlos lo único que debes tener es acceso a Internet. Al meterte en la plataforma, añades tus datos personales como nombre completo, identificación y los datos demográficos básicos, para luego pasar a establecer el monto y el plazo que quieren pedir. Otra característica importante a mencionar es que la confidencialidad de estas plataformas es absoluta.

¿Cómo solicitar un crédito en Línea?

Conseguir un crédito en línea es muy sencillo gracias a la utilización del Internet. Lo único que necesitas saber es que es importante escoger una buena entidad financiera a la cual solicitarla, y que una vez hecho hay que ser responsables y puntuales a la hora de hacer los pagos que ameriten.

Antes que nada, el primer paso es comenzar una investigación sobre diversas plataformas que te permiten realizar esta función. Una vez que decidas en cuál vas a hacerlo, tienes que tomarte el tiempo de leer todos los términos y condiciones para así elegir el plan que más se adapte a ti y tu situación económica.

Tienes que tener a mano solvencias para poder obtener créditos a buenos precios. Esto se les otorga a las entidades financieras como un tipo de soporte para darles una buena impresión y que exista una relación de confianza entre la entidad y el usuario.

Muchas plataformas actualmente cuentan con simuladores de prestamos que ayudan a las personas a tener una mejor idea del tipo de crédito que pueden llegar a obtener. Además de ver todos los datos relacionados al vencimiento, precio y cantidad de dinero que pueden pedir.

Por último, una vez tengas elegido la plataforma en donde realizaras la transacción, hayas evaluado todos los beneficios y las desventajas y acordaras un plan de plazos. Solo te queda hacer la solicitud para así comenzar el proceso que tienen los entes financieros para poder otorgarte el dinero que estás tomando de ellos.

Tipos de créditos en línea más utilizados en México

Una vez que hicieras tu investigación sobre donde solicitar el crédito y sigues todos los pasos que este proceso amerita, te va a tocar escoger entre los diferentes planes y modalidades de pago. Lo que los clientes buscan es una manera de financiamiento rápida y por eso mismo se debaten siempre entre los créditos rápidos en línea o microcréditos. Entre ellos tenemos:

  • Créditos rápidos en línea: Este plan es perfecto para los usuarios que no necesitan cantidades exuberantes de dinero, además de que tienen como ventaja que la devolución es a largo plazo. Por lo general te dan tiempo estimado para devolverlo que va desde los cuatro a los cinco años.
  • Microcréditos en línea: Estos montos no son tan altos y el monto puede variar según la entidad bancaria que utilices para requerir el préstamo. El plazo de devolución se reduce a uno a muy corto plazo y tienes la responsabilidad de devolver el dinero rápidamente. Es normalmente solicitada por las personas para apuros y emergencias.

En conclusión, hay que tener siempre presente que, para pedir este tipo de créditos en línea, se tiene que estar claro que estos son esporádicos y no pueden utilizarse de forma habitual como un tipo de financiación. Los intereses no son bajos y si se abusa pueden salir perdiendo.

Plataformas donde solicitar créditos en línea en México

México es un país en donde los jóvenes están empezando a tener un poco más de estabilidad y responsabilidad financiera, por eso mismo es bueno que sean que tienen plataformas que los ayudaran a financiar esos proyectos que quieren realizar. Teniendo siempre en cuenta las ventajas, desventajas y reglas que estos puedan ofrecerles. Aquí están los más conocidos:

  • KONFIO: Esta plataforma se encarga de otorgar créditos para el crecimiento de los negocios. El proceso es totalmente en línea y pueden solicitar hasta dos millones de pesos en tan solo minutos, sin ningún tipo de aval o garantía. Tiene beneficios a largo plazo y aseguran que tendrás el dinero en un plazo de 24 horas.
  • KUBO FINANCIERO: En esta pagina web podrás hacer también tus prestamos y tendrás respuestas en un plazo de 48 horas. Manejan tasas desde 17.8% anuales y lo único que necesitas tener es un buen historial crediticio como aval para otorgarte el dinero.
  • com: Es una de las plataformas de créditos en línea con la tasa más baja. Los requisitos son tener ingresos comprobables y buen historial crediticio. Normalmente te hacen una preaprobación que dura menos de un minuto.
  • Afluanta: Te ofrecen créditos convenientes y todo el proceso es totalmente en línea, puedes contar con respuesta inmediata y fácilmente haces la solicitud en un plazo de 3 minutos. Las personas con un buen perfil comprobable pueden disfrutar de las comodidades que ellos ofrecen.

Posibles desventajas de solicitar un crédito en línea

El tomar la decisión de solicitar una línea de crédito es una gran responsabilidad tanto para personas naturales, como para empresas ya posicionadas. Uno de los principales inconvenientes que se pueden tener es cubrir todos los gastos que esto conlleva, ya que en veces pueden ser más elevados que otros métodos de financiación.

  • Gastos de no disponibilidad: Los créditos en línea les permiten a los usuarios disponer de un saldo determinado y ellos pueden decidir si lo quieren usar todo en su totalidad o guardar una parte. Lo que se debería hacer es pagar las comisiones a tiempo, pero algunas entidades financieras hacen que las personas paguen igualmente por lo que no se usó.

Esto puede parecer injusto, pero la realidad es que te están dando una cantidad de dinero de forma inmediata. Es imposible no creer que se tenga que pagar el coste completo que esto implica, ya que a fin de cuentas te están brindando una ayuda.

  • Gastos de formalización: En algunas ocasiones estos créditos deben tener su propia formalización por parte de un fedatario público. Lo que sin lugar a dudas implicaría un gasto extra que no se tenía en cuenta al momento de pedir prestado el crédito.
  • Comisión de apertura: Es una vía de financiación para la empresa que lo está solicitando ya que así se aplica un porcentaje correspondiente al limite total disponible que están tienen. Esto lo aplican algunas plataformas y otras no, todo depende de donde lo solicites.
  • Intereses sobre lo dispuesto excedido: Para el caso del interés se habla sobre lo que se dispone, lo usan como un tipo de medida sobre el saldo que utilizan. Mientras que con el interés ocurre cuando los clientes sobrepasan el límite de dinero fijado en la póliza que eligieron al momento de hacer el trámite.

En conclusión, los créditos en línea son una herramienta bastante innovadora y de gran utilidad. Estas tienen como objetivo brindarle apoyo a las pequeñas compañías y emprendimientos que lo ameritan. Como todo en la vida tiene sus pros y contras, mientras se use con responsabilidad pueden darle al usuario tranquilidad, seguridad y comodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *