¡Dale a Compartir¡

Antes de empezar a explicar la definición e importancia de los créditos fiscales, es necesario dar a conocer que estos varían según los distintos países en los que están vinculados. Es básicamente la herramienta que tienen las empresas para reducir los impuestos que se le suman cuando hacen algún tipo de pago a un gobierno extranjero por un comercio internacional.

En pocas palabras, es la cantidad de dinero que una empresa tiene que pagar cuando adquiere algún tipo de producto o insumo y que tiene que dar por sentado al Estado una vez quiera realizar una reventa. Pongamos un ejemplo: Cuando un comercio compra una computadora a 225 dólares, estaría pagando 25 en impuestos.

Cuando viene el tiempo de revenderlo, se le fija el precio de 250 dólares para que, al momento de rendir cuentas con los entes gubernamentales, se terminan abonando los 25 que representaban los impuestos iniciales de las transacciones y le quedan otros 25 que se pueden definir como el crédito fiscal de su compra original.

El crédito fiscal vendría siendo el valor económico que el contribuyente tiene a su favor. Cuando le toque hacer al comercio la obligación tributaria, este tiene el derecho de deducir la deuda des debito fiscal para así calcular cuanto es el dinero que le debe abonar al Estado.

Ahora que sabemos un poco más sobre lo que es el concepto en sí, es importante tener en cuenta que, para poder calcular la cuantía de un crédito fiscal, hay que estar conscientes de una serie de datos, cifras y parámetros que son esenciales. De esta forma se puede determinar las deducciones autorizadas, los ingresos percibidos y las tasas de importe del resultado final.

¿De qué tipo de contribuciones vienen los créditos fiscales?

Los créditos fiscales vienen de diferentes tipos de contribuciones, aprovechamientos o de accesorios, que deben pagar las personas naturales que se encuentren resolviendo diferentes situaciones jurídicas que lo ameriten. Entre los más conocidos tenemos:

  • Aportes provenientes de la seguridad social: Estás están previstas cuando el Estado aplica retenciones al trabajador sobre su sueldo bruto. De esta forma la población termina beneficiándose de servicios proporcionados por el gobierno.
  • Mejoras: Estás están a cargo de las personas naturales que se benefician directamente de las distintas obras públicas. Esto va tomado tiene mucho que ver con los beneficios que reciben las personas de las mejoras que se hacen en la ciudad en relación a servicios del Estado.
  • Derechos: Estop es básicamente el uso y aprovechamiento que tiene la población de los bienes de dominio publico del Estado. Normalmente están ligadas al sector de la educación, la salud, el combate de la pobreza y el impulso de los distintos sectores económicos.

¿Cómo se pagan los créditos fiscales?

Ahora que sabemos un poco más sobre la definición del crédito fiscal, hay que explicar cómo se cancelan. Este proceso puede llevarse a cabo bajo diversas formas que están sometidas a cambios según las leyes de cada país.

  • El pago: El código Fiscal estableció que las contribuciones y accesorios deben ser pagados con la moneda nacional. Puede pagarse el valor a través de cheques conformados en los bancos de la Tesorería de la Federación. También pueden usarse tarjetas de crédito y debito que cumplan con las normas del Servicio de Administración Tributaria.
  • La compensación: Esto ocurre cuando los contribuyentes tienen un saldo en favor del deudor y las autoridades fiscales tienen la obligación de devolver las cantidades de dinero que fueron pagadas de forma indebida, según lo que indiquen las leyes fiscales.

Normalmente el proceso de devolución tarda un tiempo ya que debe estudiarse muy bien el caso para saber que en verdad es necesario que el Estado le devuelva lo que le corresponde a la persona que lo solicita.

  • La condonación: Esto es lo que ocurre cuando se perdona una deuda. Es también conocida como “liberación’’, y está hecha a titulo gratuito. El acreedor lo exime del pago del endeudamiento por diversas resoluciones que se establecen por medio del Ejecutivo Federal.
  • Prescripción y caducidad: Está también es una forma de extinción de los créditos fiscales. Esto tiene que ver con el transcurso del tiempo que toman los procesos según la ley, puesto a que todos los procesos de pago tienen un tiempo de caducidad que varia entre los cuatro y los cinco años.

El periodo de prescripción inicia a partir de la fecha en la que se debió exigir el pago de la deuda. Esto se interrumpe cada vez que el acreedor le haga saber al deudor la existencia del crédito que debe cancelarle. Es considerado gestión cada procedimiento administrativo que le haga saber a la persona que tiene una deuda pendiente.

El plazo de la prescripción puede suspenderse cuando se aplace el procedimiento administrativo. Además de que también se rotaria el plazo de pago en el caso de que el contribuyente desocupara su domicilio fiscal y no diera aviso del cambio correspondiente a las autoridades competentes.

Por ningún motivo o circunstancia la prescripción puede exceder los diez años, esto cuenta a partir de que el crédito fiscal haya sido legalmente exigido. No se computarán las suspensiones y la cancelación se hará de oficio por parte de la autoridad recaudadora que haya exigido el contribuyente.

¿Qué son los gastos deducibles y cuáles son sus requisitos?

Se denominan gastos deducibles a todos aquellos ingresos que se restan de las ganancias brutas para obtener algún tipo de beneficios a efectos de los impuestos. Estos son necesarios y fundamentales para lograr desempeñar actividades profesiones o en el área empresarial.

Es decir, un gasto deducible es todo aquel que se puede restar para de alguna manera al final pagar mucho menos impuestos a la Administración Tributaria. Para que estos sean justificados es necesario que se guarden todas las facturas que sirvan como prueba de los pagos. Estos son algunos de los requisitos que ameritan tener para considerarse deducibles:

  • Necesitan ser indispensables para el desarrollo de alguna actividad económica en el área empresarial ya que no es normalmente usada por personas naturales. Para esto deben estar correctamente justificados con facturas que acrediten su existencia. No pu8eden usar simples tickets para comprobarlo.
  • Tienen que estar debidamente contabilizados y asentados en los libros de cuentas. Tiene que ser devengado en el periodo del que se trate. Para esto debe tener origen en elementos patrimoniales que sean propios del contribuyente en cuestión que vaya a realizar alguna compra o venta a nivel internacional.
  • Es indispensable que de el se puedan generar ingresos y tiene que cumplir con el termino de “fehacientes’’, o sea, deben estar perfectamente demostrables y contar con todos los requisitos que la ley amerite. Además de cumplir con el principio de causalidad.

¿Quiénes son las autoridades que pueden determinar un crédito fiscal en México?

En México la autoridad mayor conocida para poder exigir los créditos fiscales es la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico (SHCP), junto con el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Estas son dependencias gubernamentales que tienen como objetivo hacer cumplir la ley y ayudar a las personas a mantenerse al día con los pagos que deban realizar por sus operaciones comerciales.

Otras dependencias que pueden ayudar a determinar los créditos fiscales y que pueden ser consideradas una autoridad igual de importante son El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto Nacional del Fondo para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT), Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

Las menos sonadas hasta el momento son la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Todos los entes antes mencionados tienen el poder de gestionar pagos, brindar asesoría y hacer cumplir todas las leyes que fueron impuestas en el ramo fiscal.

¿Qué personas aplican a los créditos fiscales?

Las leyes fiscales impusieron que todas las personas fiscales o morales son tomadas en cuenta para aplicar a los créditos fiscales. Al ser contribuciones que se pagan al Estado, todos están obligados a pagar impuestos que sean considerados factibles. Mucho más si cuentan con una empresa que se dedique a exportar productos para su reventa en el territorio nacional.

Los estados extranjeros son caso aparte, ya que estos no están obligados a pagarles impuestos al país. En su mayoría quedan exentas las entidades o agencias que sean pertenecientes a los estados que estén excluidos del pago que deben realizarse según el Código Fiscal de la Federación.

Los créditos fiscales son la base de la recaudación tributaria que al final del día es la que ayuda al Estado a poder mejorar los servicios del país. Si las empresas respetan el debido cumplimiento de los pagos estos pueden traducirse como un beneficio total para la sociedad. Por eso mismo se hace hincapié a que las personas también paguen sus créditos fiscales a tiempo.

Cabe destacar, que de no cumplir con sus obligaciones con la ley. El Código Fiscal puede proceder a ejercer sanciones que pueden ser multas, actualizaciones e interés. Esto provoca que mientras más se deje pasar el tiempo los contribuyentes al final paguen una deuda mucho más grande que la inicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *